Saltar al contenido

Ventajas y desventajas del coche eléctrico

Los vehículos eléctricos son el futuro, eso es algo que todo el mundo tiene ya muy claro pero algunas características aún no están demasiado desarrolladas y necesitan grandes mejoras para que este tipo de vehículos sean una alternativa real a los vehículos convencionales de combustión.

Es por ello que te mostramos a continuación un listado con las principales ventajas e inconvenientes de los vehículos eléctricos en la actualidad, para que por ti mismo valores si es lo que andas buscando o aún deseas esperar que el mercado del vehículo eléctrico se encuentre mucho más desarrollado.

Ventajas del coche eléctrico

  • Menos contaminación: Los coches eléctricos tienen cero emisiones, es decir, no emiten ninguna emisión de gases contaminantes durante su funcionamiento, por lo que es una de las mayores ventajas de este tipo de vehículos.
  • Menos averías: Debido a que en el motor de un coche eléctrico hay muy pocos elementos en movimiento y expuestos al desgaste, al contrario que ocurre con un motor y un cambio de marchas con embrague tradicional, las averías son casi nulas.
  • Menor mantenimiento (o casi inexistente): Debido a que en un coche eléctrico no tienes que cambiar filtros, lubricantes y líquidos varios, el mantenimiento queda reducido tan solo al chequeo del estado de las baterías y los motores cada cierto tiempo, además de otros elementos desgastables como son los neumáticos y los frenos.
  • Consumo muy bajo: Debido a que el coche eléctrico no consume combustible, no tenemos que preocuparnos en llenar el depósito cada ciertos kilómetros ni de consumir más o menos combustible. Podemos cargar nuestro vehículo eléctrico durante la noche en nuestro garaje y con un coste bastante reducido, en torno a 1€/100 kilómetros aproximadamente.
  • Ventajas fiscales: Tener un coche eléctrico te permite recibir hasta un 75% de bonificación en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). Además, en ciertas comunidades los peajes pasan a ser totalmente gratuitos en días laborables para este tipo de vehículos.
  • Aparca más fácil: Ya son muchas las ciudades que cuentan con una bonificación en las tarifas de aparcamiento público, además de una bonificación en el uso de cargadores en dichas plazas.
  • Circulación por carril Bus/VAO: Contar con un coche eléctrico te permite poder circular por estos carriles especiales, lo que supone un gran ahorro de tiempo y una circulación más cómoda en grandes ciudades o ciudades con mucho tráfico.
  • Conducción más cómoda: Hablamos de la sensación al conducir este tipo de vehículos. El hecho de no emitir ruido ni tener que cambiar de marchas constantemente permite pasar horas al volante sin cansarte, en particular en circulación urbana.
  • Bonificaciones de compra: Actualmente existen incentivos a la hora de comprar un coche eléctrico, los cuales cuentan con varios miles de euros si decides comprar un coche eléctrico. Dichas cantidades y condiciones de estos planes varían a lo largo del tiempo.
  • Mejores condiciones de financiación: Los fabricantes ofrecen condiciones de financiación a la hora de comprar un vehículo eléctrico en comparación con un coche de combustión. Una forma adicional a las bonificaciones de compra para incentivar la compra de un coche eléctrico haciéndolo mucho más asequible a cualquier persona.

Inconvenientes del coche eléctrico

  • Menor autonomía: Aunque las baterías cada vez tienen más autonomía, si es cierta que la duración media de las baterías en el mercado esta por debajo de la autonomía de los coches de combustión. Pronto llegará el día en que la autonomía de estas baterías eliminará este inconveniente gracias a baterías con mayor capacidad y más eficientes. A pesar de ello, cuentan con una autonomía suficientemente buena y hacen al coche eléctrico un vehículo ideal para el entorno urbano.
  • La inversión inicial mayor: El coste de un coche eléctrico en comparación con un coche de combustión de características similares es mayor, pero a largo plazo se amortiza debido al ahorro en combustible, impuestos y mantenimiento.
  • Dificultad de cargar el coche en el entorno urbano: Aunque cada vez hay más puntos de recarga en entornos urbanos, si es cierto que aun no son suficientes para disponer de forma fácil de cargadores en ciudades medianas o pequeñas, por lo que nos vemos limitados por el punto de recarga que tenemos en casa o en el trabajo. Con el paso del tiempo esto dejará de ser un inconveniente ya que cada vez existen más infraestructuras públicas de recarga.
  • Tiempo de carga: El tiempo de carga puede varias desde los 30 minutos (carga rápida) hasta las 8 horas (carga lenta). Lo “bueno” es que las baterías no necesitan ser cargadas totalmente para su uso, ya que no tienen efecto memoria, por lo que no necesitamos cargar nuestra batería al 100% siempre que queramos hacer uso del coche, por lo que puedes cargar el coche hasta un porcentaje suficiente en base a tus necesidades en ese momento.
  • Las baterías se desgastan mínimamente con su uso:  Por lo que a lo largo de los años pierden capacidad de carga y ello conlleva una menor autonomía máxima. Estas deben ser sustituidas cada ciertos años, ya que estas baterías suelen tener una vida útil de unos 7 años aproximadamente.

Conclusión, ¿merece la pena comprar un coche eléctrico?

Una vez vistas las ventajas e inconvenientes de este tipo de coches y teniendo claro que son el futuro hemos de decir que la respuesta a esta pregunta es: depende.

Si cuentas con un garaje propio o una plaza de aparcamiento en un garaje comunitario y tienes pensado usar el vehículo para moverte principalmente por la ciudad, y además eres alguien que mira por el cuidado del Medio Ambiente, entonces el coche eléctrico es para ti. Te permitirá circular por ciudad a un bajo coste, sin tener que repostar y tan solo dejándolo en carga por la noche. Por eso este vehículo es ideal para autónomos y taxistas.

Hemos de decir que no solo está pensado para este tipo de personas, sino que es ideal para ellas. Si tu tienes pensado usarlo para viajes largos en los que dispongas habitualmente de puntos de carga, este supone un gran ahorro de combustible.

Lo que si es cierto es que, actualmente estos coches son más caros que los vehículos convencionales de combustión de similares características y prestaciones, pero el coste del coche eléctrico irá bajando debido a la caída empicada del coste de las baterías (elemento fundamental en estos coches y el causante en gran parte de su elevado precio).

Esto quiere decir que, si no te es estrictamente necesario comprar un vehículo y estas pensando en que tu próxima compra sea un eléctrico, quizás debas esperar más tiempo y poder comprarlo a un precio más económico.